El amante de las cicatrices
2 abril, 2018
INFANTILES
2 abril, 2018

El gigante enterrado

Hasta antes de obtener el Premio Nobel, Ishiguro era para mí sólo un nombre de la cantidad de escritores ingleses, pero sirvió para darme cuenta que había nacido en Nagasaki y a los seis años lo llevaron a Inglaterra; que había escrito muchos libros y que era uno de los “vivos” más trascendentes.

Mi primer encuentro con su obra es «El gigante enterrado» y debo decir que me parece una escritura muy bien estructurada, que no da pie al error y que no pierde el tiempo en el detalle de la descripción. Que cuenta una historia que no es común en nuestros días: Inglaterra en la Edad Media. Del paso de los romanos por la isla sólo quedan ruinas, y Arturo y Merlín son leyendas del pasado. Sumando el viaje iniciático, la fábula y la épica, Kazuo Ishiguro construye una bella narración que indaga en la memoria y el olvido acaso necesario, en los fantasmas del pasado, en el odio, la sangre y la traición con los que se forjan las patrias y a veces la paz.

Pero no es tan frío ni distante de las emociones humanas, también habla del amor perdurable, de la vejez y de la muerte. Una novela ambientada en un pasado remoto y legendario que vuelve sobre los grandes y eternos temas que inquietan a los seres humanos. No hay lectura obligatoria, pero seguro es un autor que no se debe dejar pasar y tenerle paciencia porque, como en las grandes obras, siempre hay una buena recompensa.

«El gigante enterrado»

Kazuo Ishiguro

Traducción de Mauricio Bach

Editorial Anagrama, 2016, 364 pp.